Esta es manera correcta de preparar el té de hojas de guanábana para acabar con las células de cáncer, la diabetes, calmar los nervios y mejorar el sueño

En la actualidad hay que considerar que la contaminación y muchos factores ambientales, están perjudicando seriamente nuestra salud.

El cuerpo es demasiado vulnerable ante las bacterias, los gérmenes o microbios que pueden ser adquiridos por muchos factores, generalmente aumentan con la contaminación.

Ante todas las posibles enfermedades a las que estamos expuestos a diario, el organismo tiene su propio medio de defensa al que conocemos como sistema autoinmune.

Si bien funciona por su propia cuenta, este sistema al igual que las demás funciones corporales, debe protegerse y nutrirse.

A pesar de que existen muchas maneras diversas de fortalecer nuestro sistema inmune, la mejor opción siempre es y será seguir tratamientos naturales.

Las frutas y verduras tienen muchas vitaminas y nutrientes que actúan en beneficio de la salud. Es importante mantener una dieta balanceada para sentirnos mejor.

Pero en esta oportunidad no hablamos de cualquier fruta, hay una en particular que puede reforzar enormemente el sistema autoinmune hasta el punto de ayudarnos a prevenir la formación de cáncer y muchas otras enfermedades crónicas. Se trata de la guanábana y es indispensable para tu salud. Aquí queremos explicarte un poco más al respecto.

La guanábana es la fruta para mejorar tu sistema inmune, sus propiedades radican en sus hojas.

Esta fruta siempre ha sido bastante especial, actualmente su fruta se consume en casi todo el mundo y con ella se puede elaborar una gran cantidad de recetas dulces muy deliciosas.

Pero desde hace siglos, la plana completa de la guanábana era aprovechada, especialmente en sus hojas.

Esta parte tiene un alto valor nutritivo que nos puede ayudar a protegernos de peligrosas enfermedades, incluso mejor que la misma fruta.

Para aprovecharla puedes hacer un sencillo té con los siguientes ingredientes:

Un litro de agua.

15 hojas de guanábana.

Como cualquier infusión, debes dejar hervir el agua y agregarle las hojas con un pedazo de tallo cortado.

Deja que se cocine durante media hora a fuego lento hasta que el agua se reduzca a la mitad, de ese modo será una bebida concentrada. Luego de filtrar puedes consumir.

Se recomienda beber 3 tazas al día, comenzando la primera en ayunas. En tan solo unos pocos días con este tratamiento, tu cuerpo va a mejorar notoriamente y de manera natural.

Loading...

Leave a Reply