Remedio eficaz para la artritis, proteger el cerebro, el hígado, la vesícula y regular la diabetes

La cúrcuma es un ingrediente muy conocido por sus amplias propiedades. De hecho, su uso se ha popularizado en gran manera en estos últimos tiempos.

Sin embargo, muchas personas desconocen cuál es la forma correcta de consumirla. La información que hoy te presentaremos está basada en los resultados que obtuvo cierta mujer al consumir agua caliente con cúrcuma durante 12 meses.

El ingrediente activo de la cúrcuma, es la curcumina. Este componente es el principal responsable de las innumerables propiedades de la cúrcuma. Sigue leyendo para que conozcas todos los beneficios que resultan de consumir agua caliente con cúrcuma a diario.

Agua caliente con cúrcuma

A continuación te explicaremos las razones que tienes para tomar agua caliente con cúrcuma todas las mañanas.

Actúa como antiinflamatorio: La cúrcuma tiene poderosos efectos antiinflamatorios. De hecho, se dice que tiene más poder antiinflamatorio que algunos de los fármacos utilizados para este fin.

Protección cerebral: algunas investigaciones prueban que la curcumina puede actuar positivamente para reducir los efectos de la edad en el cerebro. También se ha demostrado su efectividad como tratamiento de las enfermedades degenerativas cerebrales.

Propiedades anticancerígenas: la cúrcuma tiene poderes antioxidantes. Como es sabido, los antioxidantes producen un efecto positivo para contrarrestar los radicales libres, los cuales están relacionados con el cáncer.

Ayuda a mejorar la digestión: al consumir cúrcuma diariamente, la digestión experimenta notables mejorías.

Alivio para ala artritis: debido a sus propiedades antiinflamatorias, la curcumina tiene mayor efecto para controlar el dolor producido por la artritis, que algunos fármacos antiinflamatorios no esteroideos, tales como el diclofenaco.

Ayuda a retrasar el envejecimiento: se ha demostrado que la curcumina, aunque por supuesto no va a impedir que los años pasen, si tiene efectos positivos ayudando a retardar el proceso de envejecimiento.

Ayuda a tratar la diabetes: se dice que puede colaborar en el tratamiento de la diabetes tipo 2 inversa.

Protección para el hígado y la vesícula biliar: la curcumina tiene un efecto protector sobre el hígado y la vesícula biliar; logrando incluso revertir los daños causados por algunas toxinas que suelen perjudicar la salud de estos dos órganos.

Es un alcalinizante por excelencia: es un ingrediente con gran poder alcalino. Como sabemos, el cáncer es una enfermedad que se desarrolla principalmente en un ambiente ácido. La cúrcuma, es un alcalinizante altamente efectivo.

Receta para preparar el agua de cúrcuma

Ingredientes

  • Una cucharadita de cúrcuma molida
  • Una pizca de pimienta negra
  • Un vaso de agua tibia

Modo de preparación

Añade la cúrcuma y la pimienta en el agua y revuelve bien.

Modo de consumo

Toma inmediatamente. Es necesario que el agua permanezca tibia mientras la consumimos.

Toma un vaso de esta bebida todos los días en la mañana. Este remedio mantendrá tu organismo a punto.

En el caso de la mujer que se menciona al principio de este artículo, se pudieron notar todos estos efectos luego de 12 meses de consumir la cúrcuma. Esperamos, que así como ella, tú también puedas disfrutar de los beneficios de consumir agua caliente con cúrcuma.

loading...

Leave a Reply